Blogia
Cuba: coraje y valor

Mis reflexiones sobre Cuba

 Por Daniel Estulin

Me cuesta mucho ponerme a escribir sobre Cuba porque tantas cosas de este país me recuerdan mi juventud en [la] Unión Soviética. La forma de vivir, de relacionarse con la gente, de entender el mundo capitalista, el concepto de propiedad privada. En una dedicatoria el día de mi cumpleaños, un amigo cubano me puso el siguiente mensaje: “Sin ánimo de competir con tu RED-BERRY, aquí algunas fotos y videos de tu paso por la Habana”. Me llama la atención. Tengo una Blackberry de color rojo. En occidente, todos sabemos que la marca se llama BLACKBERRY, irrelevante de si el aparato es rojo, blanco o negro. No lo escribo aquí como crítica. Todo lo contrario.

¿Qué pasaría si aquí, en España, pensáramos menos en cambiar los móviles cada seis meses por un modelo nuevo con más funciones y gastábamos más en libros? Solamente 3% de los españoles compran más de 5 libros al año. De ese 3 %, me pregunto, ¿Cuántos leemos?

 Cuando yo tenía 14 años, ya había leído toda la obra de Tolstoi, Chejov, Pasternak, Gogol, Pushkin, Lermontov, Duma, Dostoyevski, Turgenev… No teníamos televisión, o mejor dicho, teníamos pero nunca funcionaba y cuando funcionaba, yo buscaba al que hablaba por detrás del aparato y cuando no le había encontrado, sabía que lo de la tele ERA UNA MENTIRA. Con 44 años, recién cumplidos, puedo explicar el fenómeno de la mentira de los medios de masa de forma mucho más sofisticada, pero la huella imborrable me queda para el resto de la vida.

El caso mío no era el único. Todo el país joven y adulto leía, devoraba libros, devoraba conocimiento. Como no teníamos dinero para viajar fuera de las fronteras del país, viajábamos a través de los libros de Julio Verne y Hemingway, uno de los favoritos de mis padres.

Este conocimiento, de adulto, te permite entender el mundo de forma mucho más madura, basado en algo sólido y arraigado.

Habana vieja

He estado casi dos días deambulando por la Habana vieja, algunos ratos solo, me iba por donde quería, otros ratos de visita oficial acompañado por personal del gobierno y representantes de las obras de restauración de la parte vieja de la ciudad. Esta magnífica ciudad es una futura joya del mundo Latino. El contraste entre tiendas medio vacías y librerías llenas a rebozar de libros y gente te habla de este ambiente que sólo alguien que vivía en un país comunista, hambriento por el conocimiento, puede entender.

En Rusia, cada edición de Tolstoi, Gogol, Turgenev era una celebración, y salían con tiradas de 1 millón de ejemplares como mínimo… y se vendían en días. En España, un libro que vende 100,000 copias ya es un SUPER VENTAS, LIBRO DEL AÑO y su escritor se convierte de forma inmediata en alguien para tener en cuenta.

Después de recibir varios centenares de mensajes de los cubanos, agradeciéndome por haber escrito Los Secretos del Club Bilderberg, decidí hacerle un regalo al pueblo cubano. Ofrecí al gobierno los derechos gratis de mi nuevo libro que saldrá en España el año que viene. Los libros europeos son prohibitivos en coste para los cubanos. Casi nadie en Cuba podría comprar un libro editado aquí. Con este regalo, el gobierno cubano podrá editar la edición de mi nuevo libro y cobrar el equivalente a 1 euro (por ejemplo), el precio muy accesible para un cubano medio. Me han asegurado varios periodistas cubanos que un libro como el mío podría llegar a vender en muy poco tiempo 500,000 ejemplares. Tampoco me sorprendería. Cuba lee libros. 500,000 libros son 500,000 euros para Cuba. ¿Por qué lo estoy haciendo? Porque solamente a través del conocimiento podríamos luchar contra nuestros enemigos. ¿Qué pasaría si todos los españoles se dieran cuenta que la Reina Sofía de España es una traidora a la nación? Uno no puede pertenecer a Bilderberg, un organismo cuyo objetivo es DESTROZAR ESTADOS NACIÓN y CREAR EMPRESA MUNDIAL S.A. y la nación de España. ¿Y si la echaríamos a patadas a ella y a su marido de España? No nos merecen.

La Unión Soviética se perdió porque los rusos no estábamos preparados para enfrentarnos a un aparato de propaganda como son los medios de comunicación de masas occidentales y sobre todo estadounidenses. Creíamos cualquier cosa, cualquier mentira, sobre todo si venía de gente con títulos oficiales y de organismos internacionalmente reconocidos como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Nos vendieron humo y nos violaron. Y, cuando terminaron de violarnos, se partían de la risa, de lo tontos que somos. Sí, éramos tontos. No querría que lo mismo pasara con Cuba. Sería una presa fácil, si no fuera por su afán de aprender.

 Para mí, los yacimientos de un ESTADO NACION es la gente. La capacidad intelectual de la población para hacer frente a los enemigos comunes. Cuando más alto es el nivel de la educación, enseñanza y conocimiento, más difícil será para Bilderberg o cualquier organismo secreto u oculto para desmontar el país.
 
En uno de sus artículos de “Reflexiones” escritos en el periódico estatal GRANMA, Fidel Castro llamaba la atención a un test que le pusieron a los alumnos universitarios en los Estados Unidos. Los resultados no tienen desperdicio:

Pregunta: ¿Qué o quién es Leonardo da Vinci

Respuesta: Un virus informático

Según los alumnos universitarios americanos, Checoslovaquia no es ni nunca ha sido un país. Guerra Fría, es el nombre de videojuego.

Sin idioma no pueden existir países y sin el público con principios, conocimiento y valores duraderos nunca podría existir este cambio de paradigma que estamos viviendo en la actualidad.

En este sentido, Cuba está mucho más avanzada que los Estados Unidos. El concepto de educación universitaria, conocimiento por encima de posesiones como Blackberry, sitúa a Cuba en un lugar desde donde puede construir un futuro magnífico en un futuro próximo.

 El primer día me llevaron a un centro/hospital para niños de Chernobyl. Yo he estado en más de 100 países y nunca he visto nada parecido.

Este centro se creó a finales de los años 80, después de aquel terrible acontecimiento de 1986. Desde entonces, más de 20,000 niños han pasado por allí. Muchos hubiesen muerto si no fuera por los médicos cubanos y el apoyo del gobierno. Cientos de los niños pasaron por 4 y 5 operaciones dolorosas, peligrosas y muy costosas en cualquier otro país. Miles sufrieron más de una. La gran mayoría, según me contaron sus madres en ruso, hubiesen muerto si no fuera por Cuba: por la gravedad de los casos y por la imposibilidad física de poder costear algo así. Si en EEUU las operaciones pueden llegar a costar cientos de miles de dólares en la mayoría de los casos, en Cuba, país económicamente de tercer mundo y pobre, a estos niños se les operaron gratis a costo del estado. Aquí no hay OPERACIÓN NIÑOS DE CHERNOBYL PATROCINADOS POR MCDONALDS o por Coca Cola con los ejecutivos de la empresa midiendo el share del público para hacerse con el idea de cuánto dinero van a ganar con esa idea benéfica preparada de forma calculadora y cínica por grandes empresas de publicidad.

Hace años, yo había escuchado algo sobre este centro. Algo, no mucho, porque desde luego el tema de promocionarse no es el fuerte de los cubanos, salvo en el caso de chupapollas Dinio [1], este animalito subnormal de compañía.

Fidel Castro

Verdaderamente, no sabía qué esperar de la reunión con Castro. Cuando me extendieron esta oportunidad de visitar la isla, obviamente pregunté a mi persona de contacto si podría reunirme con él. No me dijeron ni que sí ni que no. Era de entender que existía una posibilidad pero que el tema en sí estaba aún abierto.

Castro me esperaba de pie. Me llamo la atención su altura. Es 1.88 centímetros de alto. Apretón de mano fuerte. Mirada clara. Las personas muy mayores, muchas veces tienen esa mirada vacía, perdida, vacua. No es el caso suyo. Su mirada es fuerte, con chispa. Es rápido de respuesta. Como todas las personas mayores tiene muy buena memoria de largo plazo. Es decir, no le cuesta nada recordar los hechos de hace 50 años con exactitud y el lujo de los detalles. Sin embargo, me llamo la atención que las cosas mucho más recientes, como información que Castro había leído hacía unas semanas o meses también la recuerda muy bien. En la reunión, que duró unas 3 horas entre la reunión de más de 90 minutos, [y la] post reunión, ya de pie antes de irnos todos, espera y comida, comentábamos mucho los acontecimientos de los últimos seis meses, hasta un año atrás: Irán, guerra de Irak, el negocio de la droga, Rusia, armas atómicas, Oriente Medio, Venezuela, Chavez, America Latina. Castro recuerda perfectamente los datos en los artículos leídos por él hace meses, número de víctimas, nombres de personas que participaban en negociaciones, etc. Desconozco la enfermedad que casi le llevó a la tumba hace más de 4 años, pero desde luego está más de 80% recuperado. Cuando volví, me llamaron varios congresistas estadounidenses preguntándome exactamente eso: ¿CÓMO DE RECUPERADO SE ENCUENTRA EL COMANDANTE  FIDEL?
Y no porque le quieren ver muerto, aunque es cierto que muchos ya le han cavado la tumba, sino porque siguen viendo en Fidel Castro la persona únicamente capaz de galvanizar un apoyo para proyectos muy ambiciosos como NAWAPA, del que hablé en la página web hace dos [algunas] semanas.

Ayer [2], Castro sorprendió al mundo con sus declaraciones acerca del modelo a seguir para Cuba. La discusión en los medios de comunicación de todo el mundo se centraba en interpretar sus palabras. Para mí, sus palabras y el significado de sus [palabras] no es ningún secreto. Porque lo que Castro dijo hace unos días, él y yo lo comentábamos durante más de 30 minutos en la reunión del día 26 de agosto. El trascripto entero podéis leerlo en la página web de Cubadebate o en mi página a principios de esta semana. Hablamos mucho del concepto de ESTADO NACION, BIENESTAR SOCIAL, CONSTITUCIÓN. En un momento dado, le pregunté a Castro como le gustaría ver a Cuba dentro de 30 años. Le vi verdaderamente preocupado por su país.

En varias reuniones post reunión Castro, hable con personas “oficiales” y les expliqué mi forma de entender la Cuba del futuro.

Cubanos

A diferencia de muchos españoles, los cubanos aman a su país. Son auténticos patriotas. El día de mi cumpleaños me llevaron a un club de Jazz, Centro Cultural Brecht (me parece se deletrea así). Lo mejor de la vida cultural, artística e intelectual cubana estaba allí. Era sábado por la noche. Actores, cantantes, bailarines de Ballet de Cuba, directores de cine cubano, pintores, escritores. Todos cantaban. En un momento dado, alguien empezó cantar “VUELVETE LOCO OBAMA, Y VENTE A VER LA HABANA). De repente, 400 personas estaban cantando este estribillo. Me dirigí a uno de los representantes del gobierno. Le dije: “Mira este ambiente. Esa gente está por encima de los –ismos. Quieren amar, pintar, crear, participar en una vida intelectualmente gratificante. Son cubanos y aman a Cuba pero si vais a intentar a encasillarles y restringir sus movimientos en este mundo globalizado donde la comunicación se hace  en milisegundos, vais a perder. Hay que ir por delante de las reformas, no por detrás. Les dije que Fidel Castro era la piedra angular del país y, mientras que seguía vivo poco o nada cambiaría. Pero, les dije, el día que muera Fidel, este mismo día, un tsunami más grande que jamás habéis visto os arrastraría al mar. Si Unión Soviética había cambiado en dos días, como no cambiaria Cuba en milisegundo.

La economía controlada por el estado nunca ha funcionado en ningún país comunista. En Unión Soviética de mi niñez era un desastre. La gente gastó sus vidas esperando en colas para comprar papel higiénico. Polonia, Checoslovaquia, Alemania de Este, Korea del Norte como caso extremo. No se puede restringir la capacidad creativa ni la individualidad de la gente. Es algo que los que vivimos en el Occidente entendemos bien. Hoy día también lo entienden los rusos y los polacos y los eslovacos y los alemanes de Este. Tu riqueza solamente depende de tu habilidad, trabajo, empeño, esfuerzo y suerte por supuesto y no de un favor de un burócrata que conoce a un tipo cuya hermana trabaja en la fábrica de papel higiénico.

Castro está más que consiente de esto. Estoy absolutamente seguro. Cuando comentábamos algunas de estas cosas, me estaba escuchando con suma atención. No lo fingía. No tenía la necesidad. Es Fidel Castro.

Los cubanos, a diferencia de muchos soviéticos en mi época, son anti americanos. Por lo menos, no son PRO americanos, ni tienen las simpatías que muchos en Rusia tenían por EEUU en los años 70. La gran mayoría de ellos, ADORAN A FIDEL, al contrario de lo que nos cuentan los medios de comunicación de masas occidentales.

Pero, lo que es indudable es que los cubanos igual que los americanos, canadienses, rusos, iraníes, quieren vivir mejor. Tener una casa mejor, poder dar a sus hijos cosas que ellos mismos nunca lo han tenido… manteniendo el mismo nivel educativo, de salud y cuidado de los niños. Estas tres cosas en Cuba son de primera. En este sentido, Cuba es mucho más Estado Nación de BIENESTAR SOCIAL. ¿Qué es eso? La obligación de los estados de cuidar a sus ciudadanos y protegerles. En EEUU, el nuevo plan de salud de Obama, es una copia exacta de plan Hitler T4 de la Segunda Guerra Mundial. Los viejos y los discapacitados tienen que elegir quien vive y quien muere entre ellos. No hay dinero para todos. En Cuba, cuidan a los ciudadanos de Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Venezuela y, seguramente, apuesto lo que sea, que si los maltratados y débiles de los Estados Unidos pidieran ayuda, a ellos también les cuidarían gratis.

Repito, Cuba no es ningún paraíso. Problemas económicos unidos al bloqueo por parte de los Estados Unidos durante los últimos 50 años, han hecho muchísimo daño al país. No existe desempleo, como no había supuestamente en ningún país comunista, pero eso supone que cuando cinco trabajan, 30 miran y todos cobran, aunque sea poco. El lunes día 30 de agosto [2010 N. del E.] participé en el consejo económico del país, donde volví a subrayar el éxito del modelo económico de FDR después de la Gran Depresión. Hay gente cualificada de sobra para reconstruir las carreteras, edificios, ferrovial, construir más hospitales y exportar el conocimiento médico a los países vecinos o, como les expliqué en una reunión a un grupo de médicos, hacer lo mismo en Cuba que ya están haciendo en Tailandia. Es decir, crear una INDUSTRIA DE TURISMO DE SALUD. Una fuente de ingresos para el país sin igual en América Latina. Una operación bypass que cuesta $300,000 en EEUU y dos años de espera, en Tailandia te lo hacen por $80,000 y en dos días. Os recuerdo que he vivido en Tailandia, así que sé de lo que hablo.

Disidentes

El mito popular occidental cuenta que la disidencia cubana cuenta con un respaldo unánime de la población y si no fuera por el dictador Castro, Cuba entera hubiera salido a la calle para apoyar a estos luchadores por la libertad. Bueno, os puedo decir que es una mentira como una catedral. Primero, ni UN DISIDENTE CUBANO ES SOLZENITSIN. La gran mayoría de los que están en Cuba están plenamente apoyados por organizaciones en Estados Unidos y varios ONGs como Human Rights Watch de George Soros, el mayor traficante de drogas en actualidad. Los que vinieron a España son una vergüenza intelectual. Hasta los mismos Populares que vinieron a apoyarles, como Aznar, rápidamente se desmarcaron de ellos por el miedo de perder votos o apoyo social. Hoy día, solamente semanas después de su llegada a España, nadie se acuerda de ellos. ¿Alguien recuerda sus nombres?

En varias reuniones les comenté a los dirigentes que lo mejor que podrían hacer es dejar salir a los disidentes. Ponerles un atril en medio de una plaza, comida y agua y decirles: “Habla, mi alma, habla”. Se desacreditarían ellos mismos. El mundo ha cambiado. Los disidentes soviéticos como Sakharov y Solzenitsin hoy día ya no existen. Este cambio de paradigma de la sociedad también ha afectado al movimiento de los disidentes. El gobierno americano los apoya no porque crea en su causa, porque NO CREE PARA NADA EN ELLOS, sino porque es un elemento desestabilizador más.

El derecho de libertad de expresión es el derecho básico en una sociedad Occidental. En este sentido, España es mucho más libre que EEUU, donde después del 11 de Septiembre (9-11) todos los medios de masa se convirtieron en órganos de propaganda del gobierno. El caso más vergonzoso de todos es el de los nazis de la cadena FOX.

Cuba, en este sentido, no es España, pero desde luego, tampoco es la Unión Soviética de mi niñez. Se respira un ambiente relajado. La gente habla de todo y pueden hablar de todo. Obviamente, aquí podemos hacer mucho más, pero Cuba está cambiando. Se nota en el ambiente. Cuando un extranjero se acercaba a un soviético en los años 70, por ejemplo, inmediatamente venían dos agentes de la KGB para alejarle al soviético del extranjero. En Cuba, no. Andas, hablas, preguntas, te contestan, sin tapujos ni miedo. No pregunté a nadie sobre los disidentes, porque otra vez el tema es absurdo para los cubanos. Pregunté a varios sobre el tema de falta de eficiencia en muchas cosas y están de acuerdo que en este sentido el país necesita cambiar. Y, también lo reconoce Castro.

Puedo seguir. Ha sido un viaje trepidante porque he podido ver cosas en un país que me recuerda tanto a mi país, ése que amo tanto: Rusia.

Seguramente habrá muchas preguntas. Prometo contestar a todas las preguntas sobre el tema de Cuba.

*Escritor ruso, autor de la trilogía sobre el Club Bilderberg


[1] Actor de videos porno [N. del E.]

[2] Publicado en “Daniel Estulin. Página Oficial” el 10 de septiembre de 2010

Imágenes agregadas RCBáez, Cubadebate/ALex Castro, AIN/Marcelino Vázquez y Archivo web

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres